Se recomienda despedirse siempre de los hijos antes de salir de casa

3558

Por más insignificante que lo veas, siempre es bueno que te despidas de tus hijos antes de salir de tu casa. No pienses que es lo mejor para él y así no llorará, porque no estás cometiendo un grave error. Esto podría traer graves consecuencias en el comportamiento de tu niño o niña.

Salir de tu casa a cumplir con tus deberes profesiones o académicos es sin duda uno de los momentos más difíciles de tus días. No interesa a donde te dirijas, esto será siempre muy complicado porque es el momento que sabes que tu niño la pasará fatal al no verte.

Pero las madres frecuentemente comenten el grosero error de no despedirse de su niño. Al contrario los manda a distraer para que no se den cuenta de su ausencia. Esto marca al niño para el futuro, pues implica una herida emocional que no puedes ni imaginar.

Debes tomar fuerza de donde sea y despídete del pequeño. No importa lo complicado que sea. No importa si empieza a llorar y no quiere que te vayas, siempre se recomienda que te despidas de él. Esto debido a que el niño sufrirá igual que el hecho de que se dé cuenta que no estás con él. Lo que importa es este hecho simbólico.

No podrás evitar que el niño sufra o que derrame lágrimas. No es una decisión fácil de tomas, pero créenos en realidad que lo haces por su bien. Recuerda que cuando te despides del pequeño, él va a llorar definitivamente por tristeza; pero si sales sin hacerlo, él sentirá mucha angustia cuando no tea consigo.

Otra de las razones es que te ayuda a ganarse su confianza. En cambio si te vas sin explicaciones te conviertes en un ser desconfiado para él; y esto es difícil de cambiar a largo plazo; es decir, le menor tendrá en su inconciencia que eres alguien en quien no se puede confiar.

Se recomienda que te despidas de él con un beso y un abrazo. Siempre debes tener una sonrisa y explícale que te vas solo por un momento. Refuerza la idea de que volverás antes de irte. Como se mencionó, no vas a evitar que él llore porque es normal que el niño no pueda controlar sus sentimientos.

También debes desearle que tenga un buen día y que lo vas a extrañar mucho. Si el menor se pone mal, no regreses porque puede ser mucho peor. Solo debes dalre calma y prométele que vas a llamarlo.