¿Tienes mucho dolor muscular? Estos remedios caseros te ayudarán a sentirte mejor

98

Si consulta a un médico, esto se identificará con la ayuda de radiografías y evaluación física. Sin embargo, el dolor leve y moderado se puede tratar con éxito en el hogar con la ayuda de remedios caseros.

Estos métodos poderosos y naturales evitarán el dolor de rodilla y te ayudarán a llevar una vida libre de dolor:

Nueva visión de la fibromialgia: Causa y diagnóstico para el dolor muscular constante

Los mejores 10 remedios caseros:

Aceite de oliva:

Aplique aceite de oliva en las áreas doloridas y masajee durante 5 minutos. Déjelo así durante aproximadamente una hora y lávelo. Repita esto una vez todos los días. Ayuda a tratar las rodillas doloridas e hinchadas.

Aceite de mostaza:

Calienta un poco de aceite de mostaza y agrega algunos trozos de ajo. Calienta el contenido por 15 minutos y aplícalo sobre la rodilla.

Déjalo actuar durante una hora y límpialo con una toalla humedecida en agua caliente. Esto ayuda a calmar el dolor y la inflamación.

Alivia el dolor muscular con un parche fácil y natural que puedes hacer en tu casa.

Té de jengibre:

Prepare una taza de té con jengibre picado, jugo de limón y miel. Beba esto todos los días, ya que las propiedades antiinflamatorias del jengibre ayudarán a tratar la hinchazón y el dolor.

Paquete de cara de plátano y agua de rosas hecho en casa para piel brillante ¿Cuál es el momento perfecto para hacer SuryaNamaskar?

Máscaras de aceite de almendras DIY para tratar el cabello seco y dañado Publicaciones destacadas

Semillas de alholva:

Asar algunas semillas de fenogreco, pulverizar y preparar una pasta añadiéndole un poco de agua. Aplica la pasta en la rodilla dolorida y lávala después de 30 minutos. Repite esto todos los días para aliviar el dolor.

Jugo de uva:

Agregue media cucharada de pectina a una taza de jugo de uva y tómela dos veces al día durante tres semanas. El zumo de uva trabaja eficazmente al dolor de rodilla.

Aceite de eucalipto:

Mezcle 5 gotas de aceite de eucalipto con 2 gotas de aceite de oliva y 5 gotas de aceite de menta. Aplique la mezcla sobre la rodilla dolorida y déjela actuar durante una hora.

Limón:

Limón ayuda eficazmente en el tratamiento del dolor de rodilla, que es causado por la artritis. Cortar un limón y cubrirlo con un paño. Sumerja la tela en media taza de aceite de sésamo y colóquela sobre la rodilla afectada. Déjalo actuar durante diez minutos.

Aceite de coco:

Hierva media taza de aceite de coco por tres minutos y aplíquelo sobre la rodilla afectada con los dedos. Déjalo por un par de horas.

Vinagre de cedro de manzana:

Agregue dos cucharadas de vinagre de cedro de manzana a una taza de agua y beba la solución una vez al día. Sus propiedades alcalinizantes ayudarán a calmar el dolor en las rodillas.

Pimienta de Cayena con aceite de oliva:

Agregue dos cucharadas de pimienta de cayena a una taza y media de aceite de oliva. Prepare una pasta y aplíquela en el área afectada, haga esto dos veces al día.

El pimiento contiene un componente activo llamado capsaicina que ayuda a calmar el dolor y la hinchazón en la rodilla.

recetas para aromatizar aceites  http://www.pequerecetas.com/escuela-de-cocina/6-recetas-para-aromatizar-aceites/